Ir al contenido principal

Érase una vez: de Ezeiza a Frankfurt

Este mate en Europa comienza en el aeropuerto de Ezeiza, Buenos Aires

¿Cómo me podía despedir Argentina? Por un lado, junto a mi familia y conocidos haciendo el "aguante"; por el otro, con demora de partida porque la torre de control del aeropuerto de Ezeiza no daba la autorización de partir por "problemas" con los radares. Nada nuevo hasta ahí.

El despegue, sin palabras, pura adrenalina. Lo mas parecido es la montaña rusa, y ¡como vibra el suelo! me saque las zapatillas para sentir bien la vibración del despegue.

El avión, algo asombroso, como toda maquina creada por la ingeniería.
Incómodo, como todo lo denominado clase "económica". Apenas había lugar entre los asientos como para mover los pies, y no las piernas.


A mi lado derecho mis compañeros, a mi lado izquierdo un señor de apariencia europea, le dije "hola" y me respondió "hallo", que mejor momento para refrescar el idioma alemán.
Hablamos un buen rato sobre muchas cosas, es ingeniero de software y trabaja en Alemania. Me dió su tarjeta profesional para que le escriba o le envíe mi CV.

El viaje dentro y fuera del avión

Las azafatas pasan por los pasillos con carritos llenos de bebida y comida. Pedís lo que quieras (hablan alemán, español e inglés).
Cada 20 minutos se muestra en los televisores la información actual del vuelo:
 * altura (11000 mtr)
 * velocidad (1050 km/hr)
 * temperatura externa (-50°C... si menos cincuenta grados centigrados a esa altura).



Dormía una hora y me despertaba de lo incomodo que estaba (y eso que tenia antifaz y almohada inflable que me facilito mi abuela Nelly).

Las pantallas mostraban la ubicación del avión sobre el mapa del mundo... entonces pasamos por sobre de: Río Uruguay, Brasil, Océano Atlántico, parte de África, Portugal, España, Suiza y finalmente Alemania.


Aterrizando en suelo alemán: Frankfurt

Si cerras los ojos, es como que estas dentro de un colectivo y de repente empieza a frenar por unos 10 segundos, simple y rápido. Nos pareció tan perfecto el aterrizaje que después aplaudimos a los pilotos.

El aeropuerto de Frankfurt es enorme, tengo que poner fotos acá porque no tengo palabras para describirlo. Mi primer contacto con aire y suelo alemán.



A la noche fuimos a un festival de las colectividades al margen del río Neckar, fuegos artificiales de otro planeta, música de cada cultura (brasil presente), cerveza, salchichas asadas - Wurst, Döner - Sandwich turco con esa carne que la cocinan con pantallas eléctricas mientras gira, denominada Kebab, y mucha gente de todo el mundo.


Comentarios

  1. Rodriguito mucha suerte y por sobre todo exitos en este nuevo mini-emprendimiento. Cuidate mucho y como te envié en el msj te vamos a estar esperando...
    Eine enorme Umarmung

    ResponderEliminar
  2. Pancho Aleman!!!
    Bueno, metele con eso de los contactos eh! Acelerame el tramite que tenemos que poner la consultora ;)
    Seguí escribiendo y fijate de poner fotos asi te envidiamos mas! :P
    Abrazo argentino!
    Ing. Silva

    ResponderEliminar
  3. HOLA RO, HOY SABADO DÍA DE DESCANSO. HACIENDO HUEVO TODAVÍA CON UNOS MATECITOS EN LA CAMA Y POCHOCLO DE 2 MINUTOS EN EL MICROONDAS.
    ESPERO ANDES BRILLANTE. SI NO ES ASÍ PONETE LAS PILAS QUE LAS GRANDES EMPRESAS NO ESTÁN HECHAS PARA LOS CAGONES. POR ACÁ BRILLANTE TODO. MARAVILLOSO. ASÍ QUE SOLO PREOCUPATE POR DISFRUTAR TODO (INCLUSO EL SACRIFICIO) SABIENDO QUE ES UNA EXCELENTE Y QUIZÁS ÚNICA OPORTUNIDAD QUE NO DEBE DESPERDICIARSE.
    HOY, JARDINERÍA, LAVADO DE ROPA, TRABAJO EN UNA EXPOSICIÓN Y POR LA NOCHE ME INVITARON A FESTEJAR LA PRIMAVERA. ÉXITOS MIL.

    ResponderEliminar
  4. gracias viejooo. Me gusto la frase de incluso el sacrificio.
    Activo como siempre vos! nos hablamos ahora q dominas el skype.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Amsterdam, escudo XXX y permiso para volar

Amsterdam, Holanda

Esta vez le tocó el turno a Holanda, particularmente la ciudad de Amsterdam (que es su capital).

Holanda es un país situado en Europa, al este de Alemania, al norte de Bélgica. A su norte y este se encuentra el mar nórdico (a través de él se llega a la isla de Inglaterra, Escocia e Irlanda).

Su nombre en holandés es "Nederland" (neder: bajo, land: país). O sea, Países bajos (compuesto por 12 provincias, que antes eran estos los países bajos). Lo increíble es que su nombre refleja claramente que muchas ciudades se encuentran bajo el nivel del mar.


Hay partes de Amsterdam que están 3 metros bajo el nivel del mar... una locura no? Mediante diques y canales a lo largo de los años fueron preparando el territorio (hoy día se ve el resultado, miles de canales de agua en las ciudades).

Algunos números de Holanda:
- 16 millones de habitantes (casi 3 veces menos habitantes que Argentina)
- 42 mil km2 (la provincia argentina de Entre Ríos es el doble mas grande)

Tienen idiom…

La Alemania soviética

Las dos Alemanias

La Segunda Guerra mundial terminó con la caída del gobierno nacional-socialista (abreviado, Nazi) de Alemania.

En aquel entonces (1945) los países victoriosos (denominados Aliados) se repartieron Alemania quedando así dividida:

- República Federal de Alemania (BRD), ocupada por EEUU, Francia e Inglaterra. Que es la Alemania que hoy conocemos.


- República Democrática de Alemania (DDR), ocupada por Rusia (Unión Soviética). La bandera de Alemania con el típico martillo y hoz comunista en el centro.






Nace el muro de Berlín

El caso especial fue la ciudad de Berlín, que también fue dividida en cuatro sectores controlados militarmente (un sector para cada uno de los países antes nombrados). Pegate una leída a mi articulo sobre Berlin.

Con el pasar del tiempo, las diferencias entre los países ocupantes se fueron profundizando, en especial la distinción entre países capitalistas (EEUU, Francia e Inglaterra) contra el país comunista (Rusia). Tan marcada fue la diferencia que se …

Un Mate en Jerusalén

Jerusalén, Israel.

Para una gran parte de la humanidad, estos lugares son considerados Tierra Santa, por su historia, por los eventos que se sucedieron.



Para los cristianos, es la ciudad donde Jesús fue crucificado y sepultado donde hoy se encuentra la iglesia del Santo Sepulcro.
Visitamos también el Cenáculo, conocido como el lugar donde Jesús cenó con los apóstoles la última cena.


Para los judíos, el Rey David hizo de Jerusalén la capital de su Reinado. Su hijo construyó un primer templo el cuál fue destruido por el Rey de Babilonia.


Muchos años después se permitió el regreso de los judíos a la ciudad y se construyó un segundo templo el cuál fue parcialmente destruido por los romanos, la única parte de ese templo que sigue hoy en pie es el Muro de los Lamentos.


Para los musulmanes, su Profeta Mahoma realizó un viaje milagroso en una noche desde La Meca a Jerusalén. Una vez en la ciudad se dirigió a lo alto del Monte del Templo donde se produjo su ascensión al cielo.


Seas religioso o…

Ventana al Mediterráneo: Rosch Hanikra (Israel-Líbano)

Rosch Hanikra, Israel-Líbano.

Siguiendo con esta mateada, llegamos al noroeste de Israel, precisamente justo en límite fronterizo con el Líbano y el mar Mediterráneo.


Sol, grutas, mar y montañas. Sin ver aún las fotos te podés imaginar ya los paisajes, colores y sonidos de estos lugares.


Visitamos varias grutas, las cuales cuentan con túneles que fueron formados naturalmente por el mar, la lluvia y los movimientos tectónicos que generaron las grietas iniciales en las rocas.


Todavía sigue visible el túnel que fue excavado a comienzos de la segunda guerra mundial para unir el medio oriente con Europa.



A las grutas se accede viajando unos dos minutos en teléferico, con una vista al mar realmente privilegiada.


En realidad estuvimos unas cuatro horas en este lugar, fue una visita rápida pero que valió mucho la pena, los recuerdos son intensos.
No te olvides de ver las fotos y el video acá abajo. ¡Hasta la próxima mateada!

Fotos
En éste álbum.

Video
En youtube.

Desierto de Israel: Eilat, Timna, Mar Rojo, Rocas y Oasis

Eilat, Israel.


- ¿A Israel? ¡Estás loco!, me dijeron.

Dejando los miedos a un costado, junto a una compañera de viaje decidimos tomar vuelo rumbo a Israel.
Desde la altura se podía apreciar una geografía bastante parecida a la superficie del planeta Marte.


Aterrizamos en un aeropuerto ubicado en el medio del desierto.
Nos estaba esperando el fuerte Sol, el aire caliente, y todo un mundo nuevo lleno de idiomas, culturas y religiones varias por descubrir.


Nos subimos en el bus rumbo a la ciudad de Eilat.
En la ruta costeamos el límite entre Israel y Egipto. Se podían ver muros y vallados, además de algunas torres de control militar.


Las costas de Eilat están bañadas por el Mar Rojo. Dejamos el equipaje en el hotel y salimos directo a la playa.



Almorzamos algo al paso, nuestro primer encuentro con los sabores locales y con la nueva moneda israelí, el shekel.



Por la noche recorrimos varios centros comerciales, un parque de diversiones y una pista de patinaje sobre hielo.
Es increíble todo …