Ir al contenido principal

Mi Oldenburg querido

Oldenburg, Alemania

Así entonaba Carlos Gardel su "mi Buenos Aires querido"... y es lo que pasa cuando alguien se siente bien en una ciudad, luego de vivir un tiempo en ella.


Este es mi caso, la ciudad de Oldenburg, al norte de Alemania, provincia de Baja Sajonia (Niedersachsen), con unos 160.000 habitantes.



Al mudarme del sur alemán, al norte, fui testigo de algunas diferencias socio-culturales.
Al principio me costaba saludar a la gente con un buenos días, diciendo "moin moin"... en el sur se saluda "morgen".



Las calles en la pequeña ciudad de Oldenburg son la mayoría doble mano, de un carril por cada sentido generándose mucho transito, pero sin embotellamientos.



A los autos hay que sumarle los colectivos "gusano" (de dos vagones) y la innumerable cantidad de ciclistas.

De vez en cuando (una o dos veces al mes) se puede escuchar un bocinazo, cosa que en el sur no era usual. Viajando en auto con el portero de mi edificio fui testigo como puteaba por uno que se demoro unos segundos en el semáforo estando en verde, pero no tocó bocina sino que se hablaba el mismo, como un acto de tolerancia.



Al ser una ciudad chica, el medio de transporte publico es el colectivo, y en donde quieras que estés ves bicicletas: hay sendas en las veredas exclusivas, hay semáforos para las bicis también, estacionamiento de bicis. Todos necesitan bicis, por lo que el robo de bicicletas se puede presentar de vez en cuando si es que te olvidaste de ponerle candado.



La Universidad le inyecta mucha juventud, mano de obra calificada, ciencia y futuro a esta ciudad. Pude conocer a varios argentinos y otros sudamericanos que vienen de intercambio o a realizar algún proyecto de investigación, dejando en Alemania miles y miles de proyectos interesantes: "Alemania, el país de las ideas"... escrito en varios lados, y es pura realidad, el tema es que se tendría que completar esa frase con "... de cerebros de otros países".

Volviendo al transporte público: al bus tenés que subir por la puerta delantera y mostrarle el ticket al chofer, cosa que en el sur eso no pasa, subís por donde quieras y no tenes que mostrar nada, salvo que justo pase el controlador.



Cada vez que te cambias de ciudad, cosa que acá es común, te tenés que inscribir en la municipalidad, donde te regalan algunas cosas para darte la bienvenida (libros, mochilas, mapas, promociones, descuentos en comercios, etc).



Siempre se busca la simplicidad y la estandarización: por ejemplo, puedo comprar un boleto y me tomo un colectivo, luego un tren y después el subte... todo con el mismo ticket, habiendo cambiado de transporte varias veces.

Todos los años te llega una carta del municipio con un calendario con la organización de la recolección de los distintos tipos de basura: plásticos, ropa vieja, papel, desechos orgánicos, resto de basura.
Cada casa tiene un tacho con compartimentos para cada tipo de basura.
Seguramente voy a escribir un artículo exclusivo con este tema que acá es tan simple y que los argentinos ignoramos por completo o directamente no nos interesa.

En esa carta, el municipio te envía 3 cupones para que los cambies en los supermercados por rollos bolsas amarillas (para separar los plásticos).
De paso, en ese calendario también te señalan los feriados, los eventos municipales, festejos (me entré que en abril se hace el mercado de pascuas durante una semana, por ejemplo, o la fiesta del vino, entre otras).

Entonces, mi Oldenburg querido, es una ciudad universitaria, simple y simpática. Es el centro cultural, administrativo y científico del noroeste alemán.



Fue elegida en el 2009 como la ciudad de la ciencia, por sus proyectos e investigaciones.

Tiene museos, teatros, festivales y mercados tradicionales, ademas de restaurantes, boliches y bares.

¡Conozca Oldenburg! me faltaba eso. Saludos, nos leemos.


Fotos
Te dejo un par de fotos en este álbum.



Y un lindo video:

Comentarios

  1. Hola Ro! sabés que tengo el corazón pintado de verde (en ambos sentidos je) así que mi voto vá para Oldenburg por su sentido de la ecología y respeto al planeta!
    Abrazossssss!!!

    ResponderEliminar
  2. la verdad que si... tenemos algunas cosas que copiar de estos germanos, entre esas el respeto por la naturaleza, que no es nada menos que nuestra casa.
    un besote lizzzz.

    ResponderEliminar
  3. Para completar las bondades de Olden-bur-go, lindo sería que esa ciudad hubiera sido la cuna de las V-2 ( bombas a reacción de fines de la guerra),hermoso objeto volador que mostró el poderío de una nación...

    ResponderEliminar
  4. ¡¡HOLA OLDENBURG!! AQUÍ ARGENCHINA.
    PASANDO POR EL BLOG. TODO BRILLANTE POR ACÁ. SE VIENE EL CÁSICO DE AVELLANEDA... AGUANTE LA ACADÉ.
    A PREPARARSE PARA LAS PASCUENSEN.
    CARIÑOS MIL ROOOOOO

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La Alemania soviética

Las dos Alemanias

La Segunda Guerra mundial terminó con la caída del gobierno nacional-socialista (abreviado, Nazi) de Alemania.

En aquel entonces (1945) los países victoriosos (denominados Aliados) se repartieron Alemania quedando así dividida:

- República Federal de Alemania (BRD), ocupada por EEUU, Francia e Inglaterra. Que es la Alemania que hoy conocemos.


- República Democrática de Alemania (DDR), ocupada por Rusia (Unión Soviética). La bandera de Alemania con el típico martillo y hoz comunista en el centro.






Nace el muro de Berlín

El caso especial fue la ciudad de Berlín, que también fue dividida en cuatro sectores controlados militarmente (un sector para cada uno de los países antes nombrados). Pegate una leída a mi articulo sobre Berlin.

Con el pasar del tiempo, las diferencias entre los países ocupantes se fueron profundizando, en especial la distinción entre países capitalistas (EEUU, Francia e Inglaterra) contra el país comunista (Rusia). Tan marcada fue la diferencia que se …

Haifa y su jardín Bahai

Haifa, Israel.

Siguiendo con este mate en Israel, visitamos la ciudad costera de Haifa.
Ubicada al noroeste israelí, sus costas están bañadas por el mar mediterráneo y cuenta con un gran puerto marítimo.


Entre las religiones monoteístas con más seguidores del mundo se encuentran el cristianismo, el islam, y el judaísmo.
Pero hay otras religiones monoteístas menos conocidas como es el caso del bahaísmo.


Esta religión tiene su administración en el "Centro Mundial Bahaí", ubicado justamente en esta ciudad de Haifa.



Ese centro es en sí mismo un hermoso atractivo turístico. Cuenta con el Santuario del Báb (cúpula dorada) y los Jardines Bahaí (hoy Patrimonio de la Humanidad).



Bajando por los jardínes se llega a una avenida que es el inicio de una zona de casas de piedra y pisos de azulejos de colores, la Colonia alemana de Haifa, fundada por cristianos alemanes (Templarios).


Luego de caminar mucho, llegó la noche y el hambre, lindo momento para probar algunos platos tradicionales.


Amsterdam, escudo XXX y permiso para volar

Amsterdam, Holanda

Esta vez le tocó el turno a Holanda, particularmente la ciudad de Amsterdam (que es su capital).

Holanda es un país situado en Europa, al este de Alemania, al norte de Bélgica. A su norte y este se encuentra el mar nórdico (a través de él se llega a la isla de Inglaterra, Escocia e Irlanda).

Su nombre en holandés es "Nederland" (neder: bajo, land: país). O sea, Países bajos (compuesto por 12 provincias, que antes eran estos los países bajos). Lo increíble es que su nombre refleja claramente que muchas ciudades se encuentran bajo el nivel del mar.


Hay partes de Amsterdam que están 3 metros bajo el nivel del mar... una locura no? Mediante diques y canales a lo largo de los años fueron preparando el territorio (hoy día se ve el resultado, miles de canales de agua en las ciudades).

Algunos números de Holanda:
- 16 millones de habitantes (casi 3 veces menos habitantes que Argentina)
- 42 mil km2 (la provincia argentina de Entre Ríos es el doble mas grande)

Tienen idiom…

Mar Muerto, Israel

En Gedi, Israel.
Siguiendo con esta mateada por el sur de Israel, llegamos a una intersección de rutas donde tomamos la dirección al Mar Muerto.




El Mar Muerto es en realidad un lago salado, sladísimo, situado entre Israel y Jordania. Es considerado el lago mas salado del mundo, tiene casi nueve veces más salinidad que otros mares.
No es habitable para la vida marina salvo unos pocos tipos de hongos y bacterias.



No se necesita hacer ningún tipo de esfuerzo físico para flotar. Al acostarse tipo plancha sobre el agua es como si estuvieras apoyado sobre un colchón - de agua, claro.



Esta es una de las zonas mas profundas, el Mar Muerto se ubica a 400 metros por debajo del nivel normal del mar.




El agua y el lodo tienen muchas propiedades terapéuticas que favorecen a la salud y la belleza de la piel.
Dicen que hasta Cleopatra, la última reina del Antiguo Egipto, utilizó el lodo del mar muerto para realzar su belleza.



Como no podía ser de otra manera, buscamos un poco de lodo enriquecido con …

Berlin: lo visible y lo abandonado

Berlin
La palabra "Berlin" significa un lugar en el pantano (si mi idioma alemán no me falla). Pero sería muy injusto quedarse solo con esa definición, porque Berlin significa mucho, muchisimo más, que un lugar en el pantano.


Esta es mi segunda oportunidad en recorrer la capital alemana, si sos fiel seguidor de este mate en europa habrás leído ya el artículo denominado "Berlin: muros que laten", sino, acá debajo sigo extendiendo lo vivido.


Desde donde se la mire -de este a oeste, de oeste a este- Berlin encierra partes de la historia troncal de Alemania y del mundo en general.



Empecemos con la I Guerra Mundial

La I Guerra mundial (1914-1918) es recordada como la guerra de las trincheras. Sería justo denominarla como la guerra por las colonias africanas y la caída de los imperios (El imperio Zar, el imperio Otomano, el Imperio Austro-húngaro y el segundo Imperio Alemán).

Los Franceses, Holandeses, Ingleses y compania tenían varias colonias en África, lo mismo sucedía…