Alpes en Oberstdorf, Bayern

Bayern, Alemania

Bayern es una de las regiones más importantes de Alemania. Cuenta con la hermosa e histórica ciudad capital de Munich. También con la ciudad de Nürnberg donde se realizaron los juicios de la segunda guerra mundial, o la bella antigua ciudad de Bamberg, o la zona de viñedos de Würzburg.

En Bayern están asentadas varias empresas e industrias importantes, como BMW (Bayerische Motoren-Werke), Audi, MAN (maquinarias, camiones), Allianz, Grundig (electrodomésticos), Siemens (todo: electricidad, telefonía, informática, instrumentos médicos), Continental (ruedas), Adidas, Puma, por nombrar algunas nada mas.



Bayern es además la cuna de varios personajes destacados como el Papa Benedicto XVI (Joseph Alois Ratzinger), científicos como Max Planck, Levi Strauss, Rudolf Diesel y Werner Heisenberg, o como el neurólogo Alois Alzheimer.



Las tradiciones están intactas, música folclórica (canto a la tirolesa o Jodeln), bailes de zapateo (Schuhplattler), vestimenta (típica ropa de cuero, pantalones de cuero) y comidas (pata de cerdo, cerveza artesanal, chucrut).



El Oktoberfest se festeja en la ciudad de Munich. La zona Franken se especializa en vinos, a orillas del río Main.

El club FC Bayern Munich es el actual mejor equipo de Alemania y Europa, ahora dirigido por el español Guardiola (ex Barcelona).

Acá en el sur hay varios dialectos alemanes: Bairisch, Fränkisch y Schwäbisch, y por nombrar solo algunas diferencias con el alemán:
* Ich = I
* Zeit = Zit
* Hier = Do




Oberstdorf, los Alpes

La geografía de esta región nos muestra Alpes, lagos y ríos. Y con las montañas como destino visité la ciudad Oberstdorf justo al pié de los Alpes.



Como no soy de escalar montañas todos los días, no estaba preparado así que recorrí un par de negocios para comprar un buen calzado de montaña (vital a la hora de pisar piedras y desniveles en la altura).


Mucho sol, calor de 30 grados, así que mejor partir rumbo a la montaña a eso de las 7 de la mañana. No necesitás mapa, todos los caminos están bien señalizados, carteles que te indican donde queda la cumbre, a cuantos metros y minutos.



A ritmo lento pero constante - si parás te cuesta el doble volver a arrancar - vas caminando y respirando aires de montaña. Después de las primeras 2 horas todo empieza a ser más pesado. Vas pasando por lugares increíbles, cataratas de agua, caminos de piedras, bosques de pinos, lagos a 1000 metros de altura.


Pasaron 3 horas de escalada sin parar y el corazón pide una tregua. La mente está en realidad más cansada que el cuerpo, de ahí la denominada voluntad y motivación, factores vitales para seguir adelante. Los músculos resisten más que la mente en este caso.

Pero no todo es sufrimiento, a la 4ta hora ya estás tocando la cruz de madera que indica lo más alto de la cumbre y la naturaleza te premia con una vista espectacular a 2000 metros de altura.



Un par de fotos, te sacás las zapatillas y medias, te tirás un rato a la sombra y bebés mucha agua. Contemplás desde lo alto lo pequeño que somos, observás el horizonte infinito y mirás hacia abajo donde están esas diminutas hormigas que usan automóviles para trasladarse. Todo es relativo.


Después de media hora de descanso, de nuevo a prepararse para emprender la retirada. Yo pensé que la bajada era más fácil y rápida que la subida. No. Se tiene que tener mucho más cuidado al bajar, los pies se doblan con más frecuencia y los músculos en constante fuerza para frenar y descender con cuidado.


En algunos tramos inclusive tenés que bajar marcha atrás, con toda la destreza que eso implica.
A mitad de camino nos detenemos a orillas de un lago verde de agua de deshielo, varias vacas pastando, ¿qué mejor lugar para probar la fresca leche cruda?, medio litro a un euro.


La dueña de la cabaña, bien campesina, hablaba un dialecto alemán muy cerrado, le entendí la mitad y solo por inercia. La señora me hizo recordar que facebook e Internet están lejos, muy lejos, de la realidad.

Hay gente para todo. Su vida se basa en la naturaleza y el trabajo constante, despertarse muy temprano, trabajar las vacas, gallinas, recolectar huevos y frutos, realizar tejidos, elaborar quesos y tortas... todo eso no lo aprendí en mis 6 años de universidad.


Una vez llegados a tierra, después de 8 horas de caminata, querés tirarte directamente al sobre, pero más urgente es una buena ducha fresca. La piel roja por el sol y reseca por la tierra, además del olor a bosta de vaca que pisás en el camino.



El merecido premio
Había arreglado con la dueña de la casa en hacer un "asadito" (Grillen), y yo por el solo hecho de ser argentino tuve la tarea directa de ser el asador. Ojo, cuando digo asadito no es lo que estás pensando, sino salchichas y pedazos de carne de cerdo o pollo marinadas con salsas. Lejos de llamarse asado, más lejos que 10 mil kilómetros.


Para compensar la comida, que mejor que probar una de las mejores cervezas del mundo en una botella de tres litros (mirá las fotos) o un buen vino tinto añejo de 19 años (la dueña tiene un sótano lleno de botellas y como nadie toma vino nunca lo pudo disfrutar, hasta que llegó un argento tintero).


Después de disfrutar estos 4 días en el sur alemán, retomo el viaje de regreso al norte, un domingo de 14 horas en trenes, con demoras de 70 minutos en algunos tramos!... igual, quién te quita lo bailado?.


Fotos
En este álbum.

Comentarios

  1. GENIAL!!! QUE MARAVILLAS!!! CUANTOS LUGARES TENEMOS EN ESTE PLANETA!!! QUE EL HOMBRE DEJE DE DESTRUIR!!! BESOS HIJO, TE FELICITO.

    ResponderEliminar
  2. Rooo. Brillante escapadita de finde. Ojalá puedas seguir aprovechando, recorriendo, y fundamentalmente llenando la mochila con ¡¡experiencias de vida!! (como la vida simple y sana de la cabañera). Buenísimas las fotos.
    Avanti... sempre avanti... y PUM.

    ResponderEliminar
  3. No se si las imagenes fueron tomadas por la nueva NIKON,pero igual se observa que la naturaleza,por si sola es arte,y no cobra por eso,ni la vanidad la asalta...La naturaleza sola sin que intermedie el hombre,pero ayudado por una buena cámara...basta y sobra

    ResponderEliminar
  4. Muy buenas fotos!! Que paisajes es Alemania no? Que maravilla!! Te felicito Ro por todo lo que vas conociendo!! Besos Tata

    ResponderEliminar
  5. Hum: tal cuál el cuento de Heidi, en una cabaña en las montañas, sin internet, natura pura!

    Elida: viste esos colores!? hermosos paisajes naturales al sur alemán. A cuidar nuestro planeta que por ahora no tenemos otro.

    Lalo: detrás de una buena cámara, hay un fotógrafo! jaja, no es fácil el arte de la fotografía pero sin dudas es hermoso.

    Tata: ahora te toca a vos nuevamente, Europa te espera.

    ResponderEliminar
  6. Foto 87...sos vos haciendo la genia al agua???
    Que sencación hermosa debe ser respirar aires puros.
    Abrazo

    ResponderEliminar
  7. Pablinnnn... la "Genia" jajajaja! que recuerdos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario