Federación de Rusia: belleza y caos

San Petersburgo

Este viaje surge después de que un amigo de Buenos Aires (Gonza) me comente sobre sus planes de viaje por Europa, que incluían, entre otros, Rusia, Estonia y Finlandia. Me acomodé la agenda y pedí unos días de vacaciones en el trabajo, además de comenzar con la danza de reserva online de pasajes aéreos, marítimos y hospedajes, gracias querida Internet por facilitar enormemente todos estos trámites: la tecnología no se mancha.

Entonces emprendí vuelo desde Alemania hacia la Federación de Rusia, como destino final la ciudad de San Petersburgo (Moscú quedará pendiente).




Welcome to Россия (Rusia)

Primer contacto con suelo ruso, y su burocracia. Colas de gente en el aeropuerto para control de pasaporte y visa. También primer contacto con carteles e indicaciones escritos en alfabeto cirílico, ej. "Родриго" (Rodrigo).


Varias personas eran interrogadas unos cuantos minutos. Toca mi turno, una mujer policía me pide los papeles y al leer de donde provengo me dice: "argentinskiy" (argentino), le respondo "da" (si) y al terminar el trámite cierro el dialogo con un "spasiba" (gracias). Esas fueron las únicas palabras en ruso que aprendí antes de viajar, después me pude manejar en inglés, español y alemán según el lugar y la persona.


Al ser ciudadano argentino, no hay necesidad de tramitar un permiso o visa para ingresar a Rusia, en parte agradecido a la relación entre Argentina y Rusia. Varios países europeos requieren de visado y el abono de una tasa que ronda los 100 euros.


Bus

Saliendo ya del aeropuerto, me dirijo a la parada del bus 39 (los números por cierto son internacionales). Tomo asiento y una vez en movimiento pasa una señora a cobrar por el viaje. Tiempo después me entero que cada uno de los buses cuenta con un conductor y ¡una persona que te cobra!. Por suerte había comprado antes dinero ruso (rublos) que cuesta 1 EUR = 50 Rublos.




Subte

Me bajo en una estación del subterráneo, compro un cospel (25 rublos) y voy a la escalera mecánica más larga que usé hasta ahora, ¡es increíble lo profundo que están las estaciones del subterráneo!. Después de informarme un poco, la razón de esa profundidad radica en la época de la Guerra Fría: las estaciones estaban ideadas para servir de refugio nuclear en caso de guerra con Estados Unidos.



Hay estaciones que para subir al tren tenés que pasar primero por una puerta metálica automática, además de la del tren mismo, mirá las fotos para entender lo que digo.



Dentro del subte me sentí como en Buenos Aires, ¡es lo mismo!, los vagones son similares, el sonido también, la gente con una tablet o celular o leyendo un libro o estudiando.




Dulce de leche

Uno de los mitos que todavía no pude comprobar es si el dulce de leche es argentino. En cualquier supermercado ruso venden dulce de leche en lata, a base de leche condensada. ¡es exactamente el mismo dulce de leche que hay en Argentina!.



Precios

En general todo es mucho más barato que en los países europeos:
* Un pasaje de bus cuesta 25 rublos (0,50 centavos de euro) mientras que en Alemania cuesta 2,30 euros.
* La cerveza cuesta unos 100 rublos.
* Una ensalada de atún cuesta 250 rublos.
* Una botella de agua mineral de 1,5 litros sale unos 16 rublos.
* Una sopa "Solianka" (carne, pepinillos encurtidos, tomate y limón, gusto ácido) sale 90 rublos.




Russian solution

En el hostel no hay llaves para la puerta de entrada, todo es eléctrico, hay que tocar timbre y hablar mediante una cámara de seguridad.
 El colmo, ¿qué nos puede pasar? El último día antes de hacer el check-out, se cortó la luz, ¿y ahora? Un ruso nos dice sonriendo "welcome to russia!", y no había otra solución rápida que la solución rusa: nos tiramos por la ventana del primer piso a la vereda... dolió, pero no podíamos esperar 5 horas más hasta que vuelva la luz ya que el tren nos esperaba.

En esta foto se puede ver la ventana abierta, a la altura del cartel, desde donde nos tiramos, ¡no tenían siquiera una escalera!.



Casamientos

Pude ver muchas celebraciones de casamiento, con equipos de fotógrafos, con limusinas, vestidos demasiados elegantes, alquilan palomas blancas que luego son arrojadas al cielo (pero regresan al auto de su dueño).
El hombre alza la mujer en brazos y tiene que atravesar un puente. Se ve que esa tradición sigue intacta en Rusia.



Religión

La religión mayoritaria es representada por la Iglesia Ortodoxa Rusa, lo más característico de sus iglesias son las bochas de colores en las cúpulas. Vale mucho la pena ver esas fotos.



Crucero Aurora

En uno de los canales del río se encuentra estacionada el crucero protegido Aurora. Este buque participó en la guerra Ruso-Japonesa (1904), además producirse en él uno de los primeros incidentes de la revolución de octubre (revolución bolchevique, 1917).



Datos sueltos
* La belleza de las mujeres rusas no es para nada un mito.
* En vez de "facebook", los rusos usan "kontakte".
* Los docentes cobran muy poco.
* Algunos toman mate, según me comentaron viene de España.
* Las estaciones del año comienzan el primer día del mes (no el 21), esto es por ley.
* En invierno se puede llegar a menos 20 grados, cuando se corta luz por tanto consumo eléctrico.
* Desde Octubre hasta Mayo tienen la calefacción prendida y la ciudad decide cuando apagar el gas.
* Los autos viejos tienen tachas en las ruedas, hacen mucho ruido, en teoría lo usan para el invierno.
* En algunos cruces de calles, la policía controla los semáforos apretando botones en una máquina ubicada en una de las esquinas.
* Se puede ver poca o nada gente de color, mucho más seguro se debe al racismo que existe todavía en Rusia.
* Los semáforos muestran el tiempo que queda de luz verde.
* Los pozos o baches en las calles son tapados con palos y plásticos hasta que sean algún día reparados.
* En la calle se pueden ver autos muy viejos, rotos, y otros de lujo, también muchas camionetas grandes. Hay autos estacionados sobre la vereda, en diagonal.




Gracias

Un saludo y agradecimiento especial a mi compañero de viaje, Gonzalo G. S.
Una mirada alternativa del viaje, y más fotos y videos las pueden encontrar en el blog de Gonzalo "Escéptico Observador".

Estoy contento de poder haber cumplido otro de mis sueños: conocer Rusia. Me falta China y no pido más, ja.


Fotos
Muchas fotos más en este link.

Comentarios

  1. Brillante Rooo. Muy buena la experiencia y excelentes las fotos. La mejor es la que estás vos con gorra, dedo pulgar arriba y la iglesia de fondo.
    Además de Moscú y China agregá a India.
    Por Argenchina todo sigue como sigue. Recién llegadito del cumple Fausto en tu ciudad natal que está tan igual a como cuando vos naciste.
    Pumfidensen y Pum Pum al infinito y más allaaaaaaaa.

    ResponderEliminar
  2. Buena Ro! Hay buena relacion con Rusia porque somos parecidos en varios aspectos.
    Te cortan la luz, Te cortan el gas, los baches tienen vida propia, el dulce de leche je!, autos viejos, autos nuevos...debe ser interesante la sensación de sentirte como en "casa" a mas de 16mil km.
    Cariños

    ResponderEliminar
  3. Hoooo¡¡..¡ los pagos de mi amigo Fedor Dostoievski, como anduvo ese personaje, por San Petersburgo, cuando esa ciudad era cuna de una cultura filosófica ,donde se le daba mas importancia a lo espiritual y no a lo social, como única salvación del ser humano, en esta vida......(te recomiendo como lectura "El Jugador" del mencionado escritor ruso...una obra que te hace revivir el apogeo imperial de esa gloriosa ciudad y misteriosa,que tal vez hoy, no sea la grandeza que supo ser en los años del imperio ruso..pero que sigue siendo una belleza en todo el sentido de la palabra....

    ResponderEliminar
  4. @Hum: totalmente de acuerdo con agregar India a la lista! la foto con el gorro me la saco mi amigo, se pasó!

    @Pablin: cierto, una parte de ese "sueño" de conocer Rusia era ver algo totalmente distinto a lo nuestro... me choqué con casi el mismo caos porteño.

    @Edu: ahora me agendo ese libro "el jugador", hay muuuuchas personalidades rusas reconocidas en varios ámbitos, para mí uno de los más grandes es el ajedrecista Kasparov.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario