Un Faro en Portugal

Faro, Portugal.

¡Bem vindo - nuevamente - a Portugal! Esta vez visitamos la ciudad portuguesa de Faro.
Ubicada al sur del país, sus costas están bañadas por el océano Atlántico e incluye varias islas donde se han ido asentando poblaciones de pescadores.


Capilla de los huesos
Visitamos la "Capela dos Ossos", y como su nombre lo indica, no está construida justamente con ladrillos convencionales, sino, con restos óseos humanos.
En la entrada a la capilla se puede leer una frase que te llega como aliento frío:
"Detente aquí y considera que a éste estado llegarás".
Fué construida en el año 1816 con los huesos de unos mil monjes Carmelitas.



Festival del Caracol
Llegamos a tiempo para disfrutar del "Festival do Caracol", donde la idea central es invitar a los visitantes a probar 1001 maneras de cocinar caracoles.
Y adelantándome a tu pregunta, la respuesta es sí, comimos caracoles. Sólo apto para buenos estómagos.
La cerveza, la animación musical y las danzas folclóricas ayudan a bajar un poco ese nuevo sabor.



Islas de Pescadores
Nos subimos a un catamarán en una excursión y recorrimos unas cuatro islas del sistema de lagunas de la Ria Formosa.
En la isla Deserta caminamos sobre el ecosistema de dunas.
En otra isla recorrimos el pueblo el Farol, donde sigue de pié un gran faro construido en 1851.



Lo mejor fue la pausa para almorzar, en un pueblo de pescadores. Ahí probamos la típica cazuela de nombre "cataplana".
Se cocina una parte en aceite, ajos, pimientos, verduras, luego se agregan pescados, mariscos o carnes y un poco de vino y hojas de hierbas. Se deja bien tapado para la cocción al vapor de todos los ingredientes.


Folclore Infantil
El Municipio de Faro cuenta con un Proyecto Pedagógico de Folclore infantil, cuyo objetivo es estimular el amor por la danza, la consolidación de las tradiciones y las costumbres locales.
Y una vez al año se organiza este festival abierto y gratuito para todo el público.


Hasta aquí llegamos, rojos quemados por el sol, pero con la panza llena de nuevos sabores y los sentidos calmos al son del viento y el mar. ¡Nos leemos en la próxima mateada!



Fotos
En éste álbum.

Comentarios

  1. Que impresión la capilla de los huesos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. te deja asombrado y más aún el cartel a la entrada que te hace recordar lo importante que es vivir el presente :)

      Eliminar
  2. Impresionante la capilla de huesos, ni hablemos de los caracoles ��, pero un excelente final. Un placer leerte amigo, gracias por compartir tus experiencias ��

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Viru! te animarias a los caracoles?? un placer escribir para ustedes :)

      Eliminar
  3. Faro fue increíble, nos hemos empapado de su cultura en solo un fin de semana.
    Otra gran mateada junto a vos.
    P/D: (Todavía estoy esperando que el señor del almacén nos haga el "ticket" de las chocolatadas)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. el señor del almacén con todas sus novias jubiladas :)
      ya se vienen las proximas mateadas...

      Eliminar

Publicar un comentario